Domingo III del tiempo ordinario

Cicle: 
C
Temps: 
Durant l'any
Domingo, 27 Enero 2019
P. Jaume Sidera Plana, cmf

Jesús siente sobre sí el aleteo del Espíritu para anunciar una buena nueva a los desvalidos

1.- Aquel fue un día muy importante para los israelitas establecidos en Jerusalén después del exilio en Babilonia. Contaron con dos personajes importantes: uno laico, el gobernador Nehemías. El otro, Esdras, sacerdote y maestro de la Ley. Los dos convocaron al pueblo a una asamblea religiosa larga y solemne.

2.- Esdras, desde una tarima, lee el libro de la Ley de Moisés. Todo lo el pueblo, hombres, mujeres y criaturas, escuchan atentamente de pie. Unos cuantos jóvenes explican en la lengua del pueblo lo que Esdras lee en hebreo. Esdras alaba a Dios y todo el pueblo responde: Amén. Y se prosternaron rostro en tierra adorando. La gente lloraba mientras escuchaba las palabras de la Ley. Les sabía mal porque vivían de espaldas a lo que ahora oían como voluntad del Señor.

3.- No lloréis ni os entristezcáis, les decían Nehemías y Esdras: «Hoy es un día santo, dedicado al Señor nuestro Dios. Volved a vuestras casa a comer y a beber lo que os apetezca. Y compartidlo con los que no tienen nada. Alegraos, que el gozo del Señor será vuestra fuerza».

4.- ¿Qué tienen de común esta celebración de los israelitas y la misa que celebramos? Mucha: nos hemos reunido, hemos escuchado el evangelio de pie, hemos alabado a Dios rezando y cantando. Hemos oído la invitación: Podéis ir en paz y con alegría porque el gozo del Señor será nuestra fuerza. Además hemos participado de la eucaristía. Y también algunas personas llevan discretamente la comunión al enfermo o a los abuelos que no han podido venir a misa.

5.- Jesús era un israelita de verdad, cumplidor y constante. Se había preparado para su misión con unos intensos días de oración en el desierto. La gente lo escuchaba embelesada. Hoy se estrena en la sinagoga del pueblo, en Nazaret. Se pone de pie y lee un texto sorprendente del profeta Isaías. Siente sobre sí el aleteo del Espíritu que lo ungió en el bautismo para anunciar una buena nueva a los desvalidos.

6.- Llevar la libertad a los cautivos, secuestrados lejos de la patria. Devolver la vista a los que de tanto estar cerrados en un calabozo, ya no ven. Y mostrar la bondad de Dios a los oprimidos de todo tipo y de todos los niveles: social, laboral, económico, religioso. A los esclavos y esclavas víctimas del egoísmo y de la explotación de cualquier clase. Para ellos Jesús proclama y reclama la libertad. Podemos pensar en los presos políticos de cualquier parte i en los privados de libertad por defender pacifícamente causas nobles.

7.- Jesús gastará todas sus energías en proclamar el año de gracia del Señor, en devolver a todos y cada uno la dignidad de hijos e hijas de Dios y la libertad a que tienen derecho. Y en liberar de la enfermedad, la pobreza, la marginación.

8.- Jesús toma asiento como Maetro y pronuncia una palabra decisiva. Lo que digo va para HOY. No para un pasado mítico o un futuro incierto. Es una realidad presente. Es el año de gracia del Señor: un jubileo. La bondad y la misericordia de Dios abrazan a todo el mundo y especialmente a los desvalidos y se hace visible y palpable en las palabras y en la actividad de Jesús. Es su programa de acción.

9.- Acabemos con un gran motivo de alegría. Todos los cristianos formamos el Cuerpo de Cristo, somos miembros de su cuerpo. Somos la presencia visible de Jesús en el mundo. A todos y cada uno de nosotros, hasta los más insignificantes, Dios nos ha asignado una función en este organismo. Reconozcamos y agradezcamos estos dones de Dios. Amémonos, valorémonos, ayudémonos, interesémonos los unos por los otros. Y cuando uno sufre, compartamos su sufrimiento. Y cuando recibe una medalla por sus buenos servicios, alegrémonos con él.

10.- Sí, hermanos, todos formamos el Cuerpo de Cristo. Él continúa su presencia invisible entre nosotros. En nosotros y con nosotros continúa pasando per el mundo haciendo el bien. Que el gozo del Señor sea nuestra fortaleza.

Tipus recurs pastoral: