En torno a la Palabra

Domingo XXXI del tiempo ordinario

"Hoy tengo que alojarme en tu casa"

La gente que seguía a Jesús con curiosidad y admiración, al llegar a la ciudad de Jericó se encontraron de repente con una salida escandalosa de Jesús y se pusieron a criticarlo: se había acercado a Zaqueo, un indeseable publicó, jefe de publicanos, y se había hecho invitar a casa de él. Ya sabemos cómo eran vistos los publicanos, cobradores de los impuestos del imperio romano, pecadores, traidoramente vendidos al dominio opresor.

Español

Domingo XXIX del tiempo ordinario

Orar siempre y clamar por la justicia

¿Creéis que cuando yo venga encontraré fe en el mundo?

Español

Domingo XXII del tiempo ordinario

Sed humildes / sed generosos

Era en sábado, día de culto en las sinagogas. Tras el oficio religioso se acostumbraba a disfrutar de una buena mesa. Jesús en aquel sábado fue invitado por uno de los principales fariseos. Lucir la presencia en la mesa de un invitado importante podía sumar puntos. Jesús era ya un personaje bien conocido y admirado. La invitación podría ser con una intención capciosa por parte del entorno farisaico. Lucas dice que algunos fariseos estaban observando a Jesús.

Español

Domingo XXVIII del tiempo ordinario

Y los otros nueve, ¿dónde están?

En el camino con Jesús hacia Jerusalén estamos en los umbrales entre Galilea y Samaria. Ya sabemos la honda hostilidad que había entre judíos y samaritanos.

Español

Domingo XXVII del tiempo ordinario

La fe. ¿Eso qué es?

Con Lucas vamos acompañando a Jesús de camino hacia Jerusalén.

Los discípulos debían sentirse muy sorprendidos y un poco asustados por las exigencias que el Maestro les iba colocando sobre el seguimiento. Ellos lo estaban siguiendo, pero ¿adónde los llevaba todo esto?

Sentirían que para ir adelante necesitaban motivos más firmes para confiar. Y de repente le dicen al Señor: ¡danos más fe!

Español

Domingo XXVI del tiempo ordinario

¡Así acabará la orgía de los vividores!

Español

Domingo XXV del tiempo ordinario

¿Astucia, para acumular o para servir?

Tengo la sensación de que Lucas al relatar la ida de Jesús a Jerusalén va recordando varias lecciones anteriores del Maestro y las va añadiendo a este momento cimero de las enseñanzas del Evangelio, camino de Jerusalén. Sea como sea, hoy Jesús insiste en el tema del dinero. Y lo hace con una contundencia tal que termina diciendo: no podéis servir a dos señores... no podéis servir a Dios y al dinero.

Español

Domingo XXIV del tiempo ordinario

Dios organiza una fiesta con música y baile

Veo el capítulo 15 de Lucas como un resumen del evangelio de la misericordia que sobrepasa toda nuestra capacidad de ponderar la alegría de Dios cuando nosotros, cansados ​​y heridos volvemos a él.

Jesús explica tres parábolas con un mismo mensaje: la oveja perdida y reencontrada, la moneda perdida y reencontrada, el hijo perdido y encontrado.

Español

Domingo XXIII del tiempo ordinario

La verdadera sabiduría

Una multitud de gente iba siguiendo a Jesús. Él veía muy bien que el seguimiento era superficial. Les encantaba ver las maravillas que hacía particularmente con los enfermos y escuchar su forma de hablar. Lo seguían con una curiosidad superficial.

Se ve claro que a Jesús no le gustaba tanta admiración y tantos comentarios de la gente.

Español

Páginas

Suscribirse a RSS - En torno a la Palabra